About us

Etcétera…

No ha de ser definido…
Imagine usted lo que viene después…
Etcétera… es la palabra que quiebra el sistema lingüístico
Etcétera… cierra y abre el discurso
Etcétera… «es» en todos los idiomas
Por lo tanto es un aliado en todo el mundo
Etcétera… es tiempo presente
Sus miembros no pueden ser contados
Etcétera… es singular y plural, femenino y masculino
Etcétera… se suma se resta se divide y se multiplica

Hacia fines de 1997 algunos artistas, en su mayoría de 20 años o menos, iniciándose en la poesía, el teatro, las artes visuales y la música, comenzamos a experimentar colectivamente el deseo de conformar un grupo y ser parte de un movimiento con el cual podríamos interactuar en diferentes escenarios sociales, llevando el arte a las calles, a los espacios de conflicto social, como así mismo desplazar estos conflictos sociales hacia otros espacios en los cuales permanecían silenciados (instituciones culturales, medios de comunicación masiva, los mega eventos instalados por la industria cultural).

Etcétera… nació como respuesta a un momento político determinado. Surge por una necesidad inconsciente de forjar una identidad generacional y como reacción ante esa cultura invadida por las reglas del neoliberalismo tan fuertemente acentuado durante la década de los ´90.

Dos experiencias marcaron profundamente nuestra identidad: en el invierno de 1998 buscábamos una casa abandonada para okupar e instalar allí nuestros talleres y lugar de reunión. Fue así como encontramos, gracias a una bendición del azar objetivo, la antigua imprenta tipográfica donde había vivido el artista surrealista Juan Andralis (1924-1994) quien durante los años ´50 formó parte del grupo de París liderado por André Breton y a su regreso a Buenos Aires fundó una imprenta y una editorial.

En esa inmensa casa del barrio de Abasto vivimos y creamos un laboratorio de arte, una sala de teatro y una biblioteca, provocando experiencias de des-educación y de autonomía en nuestras prácticas. Aquel mágico encuentro con el Surrealismo posibilitó al grupo una formación autodidacta e independiente, cargada de concepciones que vinculan al arte con la vida, tanto en el plano espiritual, en los sueños, como en los aspectos sociales o políticos.

La otra experiencia que nos marcó generacionalmente fue compartir junto a la agrupación H.I.J.O.S. (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) la conformación de los Escraches. Descubrimos en este espacio que la lucha por la memoria y la justicia abría la posibilidad de construir un nuevo escenario de cambio social, en donde vecinos, estudiantes, artistas y organizaciones políticas podíamos intercambiar estrategias e imaginarios. Este espacio conformó una especie de escuela en donde construimos nuevas formas de militancia.

Resulta indispensable, hoy más que ayer, reafirmar algunas de nuestras ideas-ideales , pues aun después de una década y a pesar de enormes cambios que la sociedad ha vivido, el sistema económico es el mismo. Hay un sin fin de injusticias y desigualdades que hacen que algunos estén adentro y otros afuera : que el Hambre Cultural siga existiendo; que los sueños estén relegados a los más privilegiados; que el arte sea solo para algunos; que la justicia recién después de 30 años esté juzgando los crímenes de Estado cometidos en la ultima dictadura militar ¿Cuántos neumáticos tendremos que quemar para hacer justicia sobre los crímenes cometidos en el presente?

Las piezas de ajedrez parecen inmóviles y aunque la movilización sigue intentando arder en las calles, sabemos que hay muchos espacios en donde podremos instalar las barricadas poéticas o re-correr babeando por los pasillos de las instituciones.

La explotación sigue explotando en un big-bang de confusiones mientras nosotros lanzamos nuevamente un escupitajo de inconciencia.

Quienes antes temían en sus guaridas ser escrachados, ahora son honrosos candidatos del presente ¿Qué será hoy de nuestras pro-vocaciones?

Etcétera… aún reivindica y proclama: Incitar a la expansión de la creatividad como un virus, infectando la sensibilidad social e inundando de intensidad la vida cotidiana. Que la liberación de las fuerzas poéticas inconscientes desaten nuevas subjetividades produciendo nuevas objetivaciones, formas de arte y ciencia aún imaginadas. Que los hogares sean pequeños teatros y las edificaciones se moldeen como esculturas. Que la metáfora se adueñe de la realidad esparciendo la poesía a todos los espacios de la vida como un elixir emancipador.

2 Comments

  1. Buenas tardes,
    Estoy participando en un documental sobre acciones artísticas y políticas en la calle.
    Queria saber como puedo hacer para acceder a material audiovisual o fotografico sobre sus acciones.
    Muchas gracias,
    Victoria

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s